Escola

Cuando un niño está enfermo, y esta enfermedad no le permite acudir a su centro de estudios por un período prolongado de tiempo, se aúnan dos derechos fundamentales de la ciudadanía: el de la educación y el de la salud. Estos derechos cobran toda su dimensión humana cuando se trata de niños que sufren, que tienen miedo, que pueden sufrir aislamiento o que pueden ver retrasado su desarrollo intelectual y psicológico. Hoy en día existen ciertos protocolos para estos casos, pero la realidad es que no se aplican como es debido. Por todo esto, queremos sumar esfuerzos con la administración pertinente para trabajar en la correcta aplicación de los protocolos ya existentes y en la mejora de estos, aportando propuestas para mejorar la atención educativa de los niños oncológicos.


ES NECESARIO

  • Mejorar la atención a domicilio, con más horas de clase y una mejor distribución.

  • Mayor flexibilidad para que las citas médicas o los días en los que el niño está enfermo no signifiquen perder hoas de clase irrecuperables.

  • Un aula especial a la que los niños oncológicos puedan acudir sin miedo a ser contagiados por otros niños debido a sus débiles sitemas inmunológicos.

  • Mejorar la comunicación entre la escuela, el aula hospitalaria y el profesor domiciliario para así garantizar la correcta evolución del niño.

  • Contar con un profesorado preparado para esas situaciones, pues la educación emocional en estos casos es tan importante como la propia materia.

En definitiva, es necesario dotar de los recursos adecuados a la atención educativa compensatoria, pues es la mejor herramienta para propiciar una reinserción social y ediucativa sencilla y natural tras la enfermedad.

Por todo esto, seguiremos luchando por estos derechos al mismo tiempo que proporcionamos a las familias el apoyo educativo para lo cual contamos con profesores voluntarios acordes a las necesidades demandadas, que prestan apoyo a los niños de primaria y secundaria en sus domicilios, y tenemos firmado un acuerdo con el hospital para que puedan prestar apoyo también a los niños ingresados.